NUESTRA IDENTIDAD

La Congregación de las Hermanas de la Caridad de Santa Ana nace en Zaragoza en el 1804.

Sus orígenes se remontan al Hospital de la Santa Cruz de Barcelona donde un grupo de voluntarios emprenden con dedicación la labor de atención y cuidado de los más desfavorecidos convirtiéndose un Hospital del S. XVIII en casa de acogida para los huérfanos, espacio de recuperación para los enfermos, lugar de tratamiento para enfermedades de salud mental o espacio de maternidad para madres solteras. Un espacio donde se concentraban todas las obras sociales que conocemos hoy en día. En este marco encontramos a un sacerdote, el padre Juan Bonal, capellán del Hospital que está coordinando la labor de estos voluntarios, comprometidos con la aflicción de los enfermos.  

En Zaragoza, el Hospital de Nuestra Señora de Gracia anda buscando mejorar la atención de la Casa y el 28 de diciembre de 1804, María Rafols junto con un grupo de hermanos y hermanas dejan tierras catalanas para responder a las necesidades del Hospital Real y General de Ntra. Sra. De Gracia.